República Dominicana

Víctor De la Cruz: “Barrick es una oportunidad para seguirme desarrollando”

07/11/2017

El mantenimiento de los equipos eléctricos de alto y bajo voltaje, de refrigeración y de los sistemas contra incendios, así como el despacho de energía y la coordinación de protección, son algunas de las principales responsabilidades que tiene a su cargo Víctor De la Cruz, desde su posición de Supervisor General de Servicios Eléctricos.

Su metodología de trabajo tiene un sello distintivo, y es que De la Cruz aplica todos los días el concepto de “hacer lo que decimos que vamos a hacer”. De ahí que sus compañeros de trabajo lo hayan elegido para representar el valor empresarial de Ejecución, en los Premios a la Excelencia 2017.

“Estoy sumamente sorprendido y a la vez emocionado por la distinción de mis compañeros y mi empresa, por el reconocimiento a mi trabajo, y a la vez mucho más comprometido a seguir siendo ejemplo para los demás en PVDC y en mi comunidad”, expresó el joven oriundo de Bonao.

Sostuvo que, a su entender, el valor de la Ejecución significa mantenerse y mantener enfocados a cada uno de los miembros de su equipo en el logro de las metas propuestas dentro del tiempo establecido. A su entender, fue escogido a los Premios a la Excelencia por su afán para que las actividades y trabajos que son propuestos se logren, y por la consistencia en la búsqueda de oportunidades de mejora para el beneficio de todos.

Precisamente, De la Cruz recibió la noticia de que había sido escogido mientras participaba de una reunión con su supervisor general, para la búsqueda de oportunidades de mejora en materia eléctrica.

Con más de seis años en la mina, recuerda que llegó con el objetivo de abrirse nuevos horizontes y gozar de una mayor estabilidad laboral, “llevo 20 años trabajando para mantenimiento eléctrico, especialmente en el área de minería, y PVDC es para mi gran oportunidad para seguir desarrollándome, sin la necesidad de emigrar de mi país”, expresó.

Observó que el valor de ejecución se evidencia en el hecho de que cada día se eleva el nivel de compromiso de las personas que forman parte de la mina, así como su nivel profesional, apoyados por los líderes de cada área. En ese sentido, exhortó a sus compañeros a autoevaluarse constantemente, dar seguimiento y buscar retroalimentación de los trabajos realizados, y siempre ver a todos sus compañeros de la mina como un solo gran equipo.