República Dominicana

República Dominicana: un país con historia minera

12/05/2015

La historia minera de República Dominicana data de más de 500 años e inició con lo que se ha denominado el Primer Campamento Minero Colonial de América.

La historia de la minería en República Dominicana inició en la Época Colonial. Con lo que se considera el Primer Campamento Minero Colonial de América, en Pueblo Viejo, Cotuí, empezó el desarrollo de una industria que aplicada de forma sostenible genera grandes ingresos y mejoras en la sociedad donde se desarrolla.

Yacimientos de oro, plata, ferroníquel, bauxita, sal y larimar, por solo citar algunos, son parte de la variedad de minerales que la República Dominicana posee en toda su geografía.

El comienzo de lo que hoy es una industria se remonta al siglo XV, con la llegada de Cristóbal Colón a la isla. Colón fue el responsable del inicio de las exportaciones de oro hacia España. Existen evidencias de exportaciones realizadas por Colón valoradas en 30,000 ducados1.

El descubrimiento de minerales que reportaban cuantiosos beneficios dieron como resultado el inicio de una industria minera rudimentaria en los primeros años del 1500. La cual tenía su centro en donde hoy se encuentra la mina de Pueblo Viejo en Cotuí.

Sin embargo, por las pobres condiciones la industria fue abandonada por falta de mano de obra en 1520.

Avanzado el tiempo, la minería inició como industria en 1958 con la empresa Alcoa Exploration Company, la cual extraía bauxita en Pedernales. Estos, junto a la explotación de sal y yeso en Barahona a cargo de Bestwall Gypsum Company fueron los inicios de la minería industrial en el país.

Y los avances no se detuvieron, en 1972 se inauguró la mina de níquel de Falconbridge Dominicana en Bonao y en 1975 la de oro en óxidos en Pueblo Viejo, Cotuí, por parte de Rosario Resources, compañía que pasó a ser propiedad del Estado en 1979.

Con el devenir de los años, la importancia del sector minero se ha duplicado gracias a las actividades de explotación de minerales metálicos y no metálicos en todo el país. Según proyecciones de la Dirección General de Minería se estima que las reservas de minerales sean suficientes para generar riquezas por los próximos 30 años.

Es importante destacar que aunque la minería data de más de 500 años en República Dominicana la industria minera aún está en proceso de desarrollo. Debido al limitado perfil de la industria hasta la fecha, son pocas las ofertas académicas para el sector. Esto está cambiando de forma acelerada, un ejemplo de ello es que la universidad UTECO de la provincia Sánchez Ramírez cuenta desde hace algunos años con una carrera de Geología, para la formación en el sector, mientras que la empresa Barrick Pueblo Viejo lleva a cabo iniciativas como el Programa de Formación Dual, para jóvenes de las zonas cercanas a su operación, generando capacidades locales en el área al tiempo de ofrecer sus espacios para garantizar la práctica.