República Dominicana

Ray, un emprendedor sobre ruedas

26/07/2018

Ray tiene un gran deseo de trabajar en lo que más le apasiona. Con el Programa Emprende sin Límites le acompañamos a lograr que el camino hacia su sueño no tenga obstáculos.

Ray Cassó es un joven que se dedica a la herrería oriundo de Cotuí. Lo primero que cualquiera notaría al verle es la silla de ruedas en la que se desplaza. Pero quienes miramos más detenidamente vemos sus manos marcadas por el día a día de una labor tesonera, la mirada apasionada, la expresión incansable y una firmeza en sus palabras que solo son capaces de articular los verdaderos emprendedores.

Esa es la mirada del Proyecto Emprende sin límites a través de la cual se ofrecen oportunidades de empleo e inclusión en dos emprendimientos a las personas con capacidades motoras especiales de la provincia Sánchez Ramírez, en un ejercicio de minería sostenible acorde a las necesidades de nuestros vecinos.

Nuestro objetivo es que las más de 8000 personas con condiciones motoras especiales de la provincia Sánchez Ramírez se abran paso a una vida más digna, mediante acciones focalizadas de capacitación, asesoría y apoyo financiero, para que puedan echar a andar sus emprendimientos y mejorar su calidad de vida.

Alcanzamos a personas como Ray quien, a sus 27 años de edad, tiene una experiencia acumulada de más de 14 años en la fabricación de puertas y ventanas. Esto, pues comenzó a insertarse en el negocio cuando era apenas un niño y colaboraba en talleres, haciendo pequeños trabajos para las personas de su comunidad. Poco a poco fue ganando experiencia y clientes, pero necesitaba un impulso que le permitiera dar el gran salto e iniciar un taller propio.

Su gran oportunidad llegó el día que se acercó a uno de sus vecinos, el Gerente de Responsabilidad Social de Barrick Pueblo Viejo, Mónico Abreu, y le preguntó si entre las múltiples iniciativas de Responsabilidad Social Corporativa que desarrolla la empresa, existía alguna orientada a la inclusión de las personas que tienen condiciones motoras especiales y deseos de trabajar. A los pocos días, Ray recibió nuestra primera visita, donde fue conectado con la Incubadora de Empresas del Cibao Sur y con él se inició la historia de Emprende sin límites.

Además de dedicarse a la fabricación de puertas y ventanas, y debido a que está capacitado como maestro instructor, Ray enseña a otros a trabajar la madera, el vidrio, el aluminio y otros materiales que emplea diariamente, y con los que además fabrica sillas, mesas y otros enseres del hogar, “yo lo hago todo”, comenta.

A través de Emprende sin límites, la empresa promueve la conformación de una Asociación de Personas con condiciones motoras especiales de la provincia Sánchez Ramírez, una organización no gubernamental que tendrá el apoyo y asesoría de los técnicos de la Incubadora de Empresas Cibao Sur.