República Dominicana

Ramón teje sus sueños

30/07/2018

Su fuerte impulso por avanzar y lograr sus objetivos de vida le convirtió en uno de los emprendedores que desde Barrick Pueblo Viejo, junto a la Incubadora de Empresas del Cibao Sur, asistimos en el proceso de echar a andar sus negocios con el proyecto Emprende sin Límites.

La fábrica de suaper (trapeadores) de Ramón Antonio Reynoso Díaz, un joven con capacidad motora especial, oriundo de La Cueva, Zambrana Arriba, es un ejemplo de que los deseos de superación, la solidaridad y el trabajo dedicado son tan fuertes como para romper barreras.

Junto a otras personas con capacidades especiales, Ramón inició una fábrica de suaper desde la cual todos los días sus manos tejen deseos de progreso y de inclusión social, utilizando fibras de algodón y alambre.

Con este emprendimiento, junto a una fábrica de puertas y ventanas, inauguramos se materializa este proyecto que apuesta a la mejoría en la calidad de vida de hombres y mujeres de la provincia Sánchez Ramírez que tienen alguna discapacidad a través del emprendimiento.

La población con discapacidad de la provincia Sánchez Ramírez supera las 8,000 personas, y la mayor parte tiene un bajo nivel educativo, vive en condiciones de extrema pobreza y se sustenta de la mendicidad.

“Me gustaría tirar para alante y seguir regando la voz. Que vengan más personas necesitadas a las que les interese el negocio de fabricación de suapers o cualquier otro”, comentó Ramón, quien asegura que se insertó en la fabricación de suaper -inventando- con alternativas para suplir sus necesidades y la de su pequeña hija, su verdadero motor.

Ese empuje es la inspiración tras este ambicioso proyecto, que también facilitará la creación de la Asociación de Personas con Capacidades Distintas de la provincia Sánchez Ramírez, como un instrumento para elevar sus voces y su acceso al financiamiento, asesoría y la capacitación.

“Hago el llamado a todas las personas que tengan cualquier discapacidad a que se integren, porque así van saliendo de los rincones, creando más conocimiento y destacándose… No podemos caminar parados, pero sí podemos movernos”, Ramón Antonio Reynoso Díaz.

Los programas de responsabilidad social de Barrick Pueblo Viejo son muestra de la manera en que hacemos minería sostenible y responsable, que apoya al cumplimiento de los objetivos de la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) de igualdad de derechos y oportunidades, educación de calidad para todos y todas, y empleos suficientes y dignos, al tiempo que mejora la vida de nuestros vecinos.