República Dominicana

Monitoreo participativo: resultados medibles y transparentes

19/11/2014

Los monitoreos permiten a las comunidades y sus líderes verificar la calidad del aire, el agua, la vibración de la tierra y los niveles de ruido.

Un Monitoreo Ambiental Participativo es una actividad en la que Barrick Pueblo Viejo es pionera en la República Dominicana. Se efectúa, cada 3 meses, con la finalidad de permitir a los líderes comunitarios y la sociedad en general, mediante una convocatoria abierta, para medir el impacto positivo que tienen las operaciones de la mina y los controles que se aplican para preservar el medio ambiente.

Este encuentro participativo con la comunidad obedece al deseo de Barrick Pueblo Viejo de ofrecer resultados transparentes y comprobables de los procesos de remediación, así como los compromisos con los Planes de Manejo del EIA (Estudio de Impacto Ambiental) 2008 y Planes de Manejo de Instituciones Financieras.

En los monitoreos participativos, se busca ofrecer un registro actualizado del estado medioambiental de las comunidades cercanas a la mina, capacitar a las comunidades sobre los procedimientos de monitoreo de agua, aire y ruido, así como cumplir con las responsabilidades contraídas por Barrick Pueblo Viejo y el Plan de Manejo Ambiental Participativo aprobado en 2011.

Las jornadas de participación están compuestas por 3 fases. La Convocatoria es la primera de ellas, y es mediante la cual el departamento de RSC de Barrick Pueblo Viejo hace la convocatoria oficial a los líderes de las comunidades vecinas a la mina y la sociedad en general.

La segunda fase es la Inducción, en la que el equipo de Medio Ambiente de Barrick Pueblo Viejo ofrece la introducción teórica a los participantes. Enseñándoles los conceptos básicos y presentándoles los resultados de las distintos monitoreos realizados. Hasta el momento se han llevado a cabo 11 monitoreos participativos.

La tercera y última fase es la Ejecución, donde los participantes hacen las mediciones en campo y recolectan las muestras que luego son enviadas a laboratorios externos, certificados internacionalmente por la ISO 14001, 9001 e ISO 17025, para su análisis.

"Yo vine al primer monitoreo y no creía en nada de lo que decían. Volví a los siguientes 6 monitoreos y entonces entendí que el trabajo es verdadero, porque lo que es falso no perdura y ya van más de 10 Monitoreos Participativos que ha realizado la Barrick"
Antonia Sánchez, Líder de la comunidad La Placeta.