República Dominicana

En Barrick Pueblo Viejo, nos unimos a la iniciativa “sin contaminación por plásticos”

23/07/2018

En nuestras acciones diarias asumimos el cumplimiento de nuestro Sistema de Gestión Ambiental con los más altos estándares nacionales e internacionales, en respuesta al firme compromiso con la protección del medio ambiente.

En conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, ponemos en marcha el
Programa de Reducción de Plásticos en Pueblo Viejo, mediante el cual junto a nuestros colaboradores buscamos reducir la huella de generación de plásticos en nuestra operación.

La reducción del uso de botellas plásticas dentro de la mina surge como apoyo a la iniciativa: #SinContaminación por plásticos, que lleva a cabo la Organización Mundial de las Naciones Unidas, y como parte de las mejoras continuas identificadas producto del programa de manejo y segregación de los residuos que realiza la operación; donde una de las clasificaciones incluye el reciclaje de botellas plásticas.

Como una medida de reducción del uso de botellas plásticas dentro de la operación proponemos el cambio de la mismas por botellas reciclables. “El primer paso será la entrega de termos reusables, que se llenarán en los dispensadores o puntos de suministros de agua potable ubicados en distintos puntos de la mina”. Adicionalmente apostamos a la reutilización de las botellas plásticas rellenándolas en los puntos de suministro de agua.

Aportar a está iniciativa es fácil. Una buena práctica que desde ya hacemos y continuaremos promoviendo es el drenaje y compactación de las botellas. Esto facilita el proceso de reciclaje.

A raíz de la puesta en marcha de este programa buscamos reducir en un 20 % el plástico que generamos en la mina durante un año. Está reducción es crucial para evitar la contaminación. ¡Lograrlo es un trabajo de todos!

Solo en el 2017, en Barrick Pueblo Viejo se utilizaron unas 2,036,520 botellas de agua lo que equivale a 35,232 kilos de plástico aproximadamente.

¿Qué hemos hecho hasta ahora?

Actualmente, el manejo de reciclaje de las botellas plásticas en la operación consiste en la recolección y clasificación de las botellas generadas. Para su segregación se aplica el código de colores que contempla su colocación dentro de canastillas y/o contenedores azules.

Estas botellas son recolectadas por el personal de medio ambiente y transportadas hasta la estación de transferencia, donde son compactadas para la preparación de pacas que posteriormente son entregadas a una empresa gestora autorizada.

En este trabajo, también, se cuenta con el apoyo del Plan Rotacional un aliado importante en esta gestión.