República Dominicana

Carlos Burgos: “No sé decir que no. Siempre estoy ahí”

30/11/2017

Desde que inició su trayectoria en la empresa, en febrero de 2012, Carlos Burgos se ha caracterizado por dejar su marca de servicio en cada una de las posiciones que ha ocupado.

Sus deseos de superarse, de acompañar a sus compañeros en sus propios procesos de mejora y de siempre estar pendiente a nuevas y mejores maneras de hacer las cosas, le merecieron el Premio a la Excelencia 2017 como representante del valor empresarial Nuestra gente.

En su primer puesto dentro de la familia Barrick Pueblo Viejo, como Operador del Despacho de Energía asignado a la Sala Eléctrica de la Subestación Principal, Carlos observaba cómo sus compañeros debían moverse de un lado a otro y utilizar una gran cantidad de comandos para operar las maquinarias a su alrededor. Fue así como diseñó un dispositivo que sirve como punto de contacto único entre los trabajadores y las máquinas, agilizando considerablemente el trabajo en el área.

“Siempre hay oportunidades para mejorar y ahí entra la responsabilidad individual de cada uno. Estar siempre atentos a los detalles”, expresó este joven ingeniero Eléctrico oriundo de Bonao para quien el valor empresarial Nuestra gente significa ver a los demás como verse a sí mismo, “y siempre he de procurar lo mejor para mí”, dijo.

Al asumir más y mayores responsabilidades dentro de la compañía, esa búsqueda por los detalles y la mejora continua se hicieron cada vez más una parte integral de la filosofía de trabajo de Carlos quien, al ser trasladado al Cuarto de Control del edificio de Molinos, descubrió otra oportunidad de mejora en el trabajo de los operadores y decidió preparar un Manual para el Despacho de Energía. El documento eficientizó la toma de decisiones y se ha convertido en una herramienta diaria de referencia.

Para 2014, cuando Carlos pasó a otras funciones en los departamentos de Planificación y luego de Mantenimiento de Procesos de Electricidad e Instrumentación continuó dejando su huella de servicio, destacándose por la implementación de mejoras y automatización de procesos, iniciativas que primero probaba de forma particular y que luego compartía con sus compañeros.

Actualmente Carlos se desempeña como Analista de Sistemas dentro del equipo de Administración de Sistemas de Mantenimiento, posición desde la cual ofrece asistencia a los planificadores, programadores y a los usuarios de los sistemas de mantenimiento.

“No sé decir que no. Siempre estoy ahí”, fueron algunas de las primeras palabras que pronunció Carlos, al enterarse de que recibiría el Premio a la Excelencia 2017 como un reconocimiento a la calidad del soporte que ha ofrecido a la empresa y a sus compañeros durante su trayectoria. Confesó sentirse muy honrado por la distinción, que le otorgaron sus compañeros de trabajo, y la calificó como un reto para seguir avanzando y superándose como profesional.

“Vean a los demás como iguales, muéstrense siempre dispuestos a poner los intereses del equipo por encima de los suyos, y recuerden que lo único que nos llevamos de donde estamos es la experiencia lograda y el servicio a los demás”, exhortó a sus compañeros.