República Dominicana

Abundancia y desarrollo en la presa de Hatillo

30/07/2015

Los proyectos de cría de peces en jaulas flotantes son una oportunidad para asegurar la sostenibilidad en la pesca. Oportunidad que está siendo aprovechada por los miembros de la Asociación Unión de Pescadores de Hatillo.

Para una comunidad que vive de la pesca, los proyectos que aseguran su sostenibilidad son esenciales, como pasa en la comunidad de Hatillo, donde sus ingresos dependen de esta labor productiva.

En el año 2002 la Asociación Unión de Pescadores de Hatillo se convirtió en pionera en esa región cuando decidió crear un proyecto piloto de crianza de peces en jaulas flotantes. Esta iniciativa comenzó con 20 jaulas, pero en el año 2007 fue devastada por el paso de las tormentas Olga y Noel. Cinco años después la Asociación decide retomar el proyecto y se acerca a Barrick Pueblo Viejo para solicitar apoyo a través del departamento de Responsabilidad Social Corporativa.

El proyecto reinició a mediados del 2013 con 10 cajas flotantes sustentadas por la organización y posteriormente se aumentaron a 30 con el apoyo de la empresa; en cada caja se introducen 1,500 alevines de tilapias para ser engordados y su posterior comercialización.
A casi dos años del proyecto la asociación se prepara para producir entre 20 y 25 mil libras de pescado en el segundo semestre del 2015, luego que realizaran la primera cosecha del año con casi 12,000 mil libras de tilapias.
El crecimiento de esta iniciativa se refleja no solo en los pescadores de Hatillo, sino también en los habitantes de la comunidad pues "cuando nosotros producimos el pueblo consume, y si el pueblo consume se está nutriendo de nuestro producto", comenta Andrés Leonardo Romero (Jhonny), presidente de la Asociación Unión de Pescadores de Hatillo.
Ahora, en una segunda etapa, la asociación se encamina a asegurar la sostenibilidad del proyecto con la recolección de los alevines. Hasta la fecha los pescadores solo pueden criar los alevines que compran en lugares remotos, sin embargo ya se están preparando para recolectar los que producen sus peces, evitando así tener que comprar la materia prima.
Con la recolección de los alevines los miembros de la asociación obtendrán dos beneficios primero, evitar el traslado a zonas remotas para comprar la materia prima y segundo, convertirse en proveedores de alevines a otros pescadores del país.Este tipo de proyectos reflejan el impacto positivo del manejo adecuado del agua, una buena relación con las comunidades y el apoyo de estas a la operación que llevamos a cabo en la mina de Pueblo Viejo.